lunes, 19 de octubre de 2009

No puedo evitarlo

No puedo evitarlo: siento náuseas por casi todo.
Y ese casi es lo que me hace seguir aquí.
En ese casi están las personas que lo saben, únicamente.

En ese casi no está quien mal vende su inteligencia al necio o al ignorante o quien no cree en lo que hace o quien se engaña con medias mentiras.
En ese casi no está quien aparenta ser lo que no es o quien se deja utilizar a cambio de cariño, de falso cariño o de un par de monedas.

En ese casi, es cierto, reina la soledad más profunda y auténtica que un ser humano pueda desear.
Pero por ese casi, vivo verdaderamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada