miércoles, 29 de septiembre de 2010

Huelga

Hoy no me puse en huelga. Porque no puedo dejar de escribir y de crear. Es imposible para mí. Hoy hubiera preferido no hacerlo, pero algo en mí me dijo que no podía parar. Y ese algo es una necesidad que no tiene nada que ver con la política, sino con mi escritura. No pertenezco a ningún sindicato, ni estoy en ningún partido político. Yo solo milito en mi religión: el arte. Y en ella no puedes parar porque te va la vida en ello...

Piano

Porque un piano es un ser vivo y todos son diferentes. Es una proyección de uno. Mi primera profesora de piano, Palmira, que en gloria esté, a la que iba a visitar todas las semanas hace ya 21 años, me dijo en cierta ocasión que se había casado con su piano. Este le daba todo el amor que ella necesitaba. Que, en realidad, era la música que ella misma interpretaba, un repertorio romántico fundamentalmente. Y así fue. Hoy lo comprendo mejor que nunca.

Atardeceres

Los vientos hacen mover todas las cosas, los vientos de las madrugadas, de los atardeceres que no encontramos, pero que rebuscamos en algún lugar de nuestros recuerdos. Y es que en este atardecer, el de hace un momento, encontré un pedacito de mí que había olvidado... Es un poco tarde, lo sé. Pero sigue siendo esencial.

Límites

Al límite de expectativas, al límite de vivir, al límite de desear, al límite de todos los sueños.

Porque

Porque en esta sociedad todos estamos mediomuertos...

Perdido

Perdido, sí, en algunas tinieblas... Mucho sueño... Muchas ganas de soñar. Y de ser uno mismo en los sueños. Muy cansado... He dormido. Sí. He dormido. Y he podido comprobar que no estoy muerto.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Recién llegado

Recién llegado de Madrid. Poco tiempo, pero buenos recuerdos. Calor humano y debate. Amo eso.
Un vuelo de regreso muy largo, pero quizá decisivo para mí. Yo sé por qué.
Mientras leía El actor invisible, de Yoshi Oida, fuera del avión, entre las nubes, me alumbraban los destellos de los relámpagos de cien tormentas juntas.
Y ando perdido en las selvas de la mente, aunque tal vez en el mejor de los limbos posibles.

Y no saber...

Toda apariencia acaba perdiendo su forma... ¿Y qué queda de nosotros en el mundo? ¿Cuándo se ha transformado todo? ¿Qué abandonamos en cada instante de nuestra vida? A veces desearía más tiempo, pero también más olvido de mí mismo. Huir, simplemente... Y no saber que he pensado. Ni que he vivido.

Sueño

Anoche soñé que la luz del ventanal me golpeaba en la cara y me decía que mi cuerpo había muerto, pero que esencialmente me encontraba en otro instante de mi vida, en otro momento que no recordaba, en un lugar muy antiguo, en mitad de un cuadro rupestre. En él, yo era un animal herido y golpeado por unos cazadores, retratados con sombras muy alargadas. Yo me encontraba a punto de caer, pero aún en pie. En esta posición siempre, pero aún vivo. Y así para toda la eternidad.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Y...

Y si volviera a nacer, sería el mismo que sangra en las esquinas de todas las ciudades.

Mundos

Tal vez sea este mundo, el mismo mundo, el otro mundo posible...

Si alguien

Si alguien me pregunta ¿por qué has llegado hasta aquí?; yo responderé: ¿y es que acaso he llegado?

Imagen

Hoy he visto cómo los pájaros, espíritus de otras épocas, acudían al encuentro de una imagen fragmentada, llena de cortes, y que respondía al nombre de humanidad.

Vanguardia y metafísica

Vanguardia y metafísica fluyen naturalmente...

Un mismo rostro

Hoy he respirado demasiada paz, de repente.
Hoy sigo pensando que mi patria es el mundo.
Lo único que puedo decir en estos momentos es que el ser humano esconde secretos más eternos que cualquier territorio. Que tú, ser humano, que tú, cualquiera, eres como yo. Y que no puedo olvidar que respiramos el mismo aire, que vemos el mismo sol y la misma luna. Que tal vez seamos una misma conciencia desecha, un mismo rostro multiplicado y confuso.

Tarde de playa y luna solar

Hoy la primera luz de la tarde gritaba con tanta fuerza que rompía todos los espejismos marinos.
Mientras veía el fondo del océano he pensado que es una pena que nuestro país o nuestro mundo esté dirigido por la demagogia de los políticos. Por las trampas de las palabras que acariciamos o que tememos.
Y que todos necesitamos del cosmos, de cada fuerza vital que respiramos. Es un debate estéril este de las naciones... Porque en mi mundo creo que no existen realmente. Y que todo pertenece al universo de los sentidos.
Por un momento, esta tarde me reconcilié con mi isla... Por un momento, pude hablar con ella sin palabras. Y saber que lo humano y lo eterno siempre caminan juntos.
Aunque esta isla no es mi isla, es cualquier isla del mundo. O cualquier océano del mundo... O cualquier respiración que desea ascender a la superficie de las cosas después de haber cruzado las profundidades eternas.

Etiquetas

Las etiquetas sirven para hacer el mundo más reconocible, pero tal vez sea más interesante que este nos sorprenda una y otra vez.

Nacionalismo

El nacionalismo es una prolongación del egoísmo humano.

Nací

Yo nací sobre un colchón de nubes a la hora del crepúsculo, a la hora en que estas se derriten y todo lo que habita allí arriba cae vertiginosamente.

Mi teatro

Mi teatro pertenece a la patria de los vientos huracanados.

Sin fronteras

Yo creo que un mundo sin fronteras sería posible.

Comunicación

Lo que hay que buscar es el encuentro, la comunicación, por encima de las nacionalidades. Me ahogan estos mundos estructurados...

Anoche

Anoche todas las nubes lloraron a un tiempo y el viento sacudió las voces más íntimas. Hoy me encontré con un cielo tan vacío, tan inmensamente vacío que creí que lo llenaba al mirarlo.

Respiración

Yo creo en esa respiración, en esa respiración que aspira fuertemente la última razón de la existencia.

Imágenes antiguas

Las imágenes antiguas son eso: antiguas. Las imágenes nuevas también fueron antiguas, pero ahora son vistas con otros ojos, con tus ojos. Una sociedad deja de ser antigua cuando la miras con tus ojos de este momento, de cada nuevo momento... Y cuando no tienes palabras para decir lo que acabas de ver es que tal vez se trate de algo absolutamente nuevo. Y hay que investigarlo.

Solo y desarmado

Aunque estés solo y desarmado la vida sigue navegando a través de todos los mares que corren por tus venas.

Lo poético

Lo poético se compromete con todos los sueños de libertad. Y en la libertad se hallan todos los grandes cambios.

Materia

La materia no ocupa todo el espacio que creemos que ocupa.

Poesía escénica

La moderna poesía debe tomar de nuevo el teatro.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Un teatro nuevo

Un teatro nuevo debe empezar por plantearse si lo que se ha hecho hasta ahora es suficiente para representar lo que somos o lo que seremos...

Empatía

La empatía es la madre de la ciencia. Si no somos capaces de entender eso...

Detesto una sociedad en la que...

Detesto una sociedad en la que no puedes explicar lo que sientes, no puedes sincerarte, no puedes comunicarte... y en la que cuando lo haces te consideran un ser extraño, sospechoso... porque se te pide que no pienses por ti mismo, que no te contradigas, sino que seas una especie de autómata, reverente y previsible en todo...

Hoy

Hoy siento el dolor antiguo del que pierde, pero mañana será otro día...

Cambios

El cambio en el teatro vendrá algún día... A este paso no creo que lo pueda ver. Pero estoy seguro de que todo cambiará. Esta época tan mediocre debe transformarse en otra cosa mejor. Bajo la aurora de un mundo nuevo, lo espero. Bajo el aliento trágico de las palabras nuevas y los antiguos sentimientos.

Vientos

Ahora quisiera dejarme arrastrar por el viento que invade la isla. Y que nos devuelve la locura perdida.

Perdiendo

Por eso, siempre estoy perdiendo en el amor. Por eso, siempre llego algo despistado. Por eso, mi corazón siempre va demasiado lento y se da cuenta muy tarde de las cosas.

Vampiros/as

Detesto a quienes vampirizan a otras personas en nombre del amor.

Amar

Para mí amar a alguien también significa ser capaz de abandonar a esa persona si sabes que no podrás hacerla feliz, aún queriéndola más que a nada en el mundo. Es difícil comprender esto, pero a veces hay circunstancias inevitables. Yo no puedo retener la felicidad, ni el futuro, ni la libertad de nadie, ni utilizar a nadie, a favor de un egoísmo personal. Muy pocas personas son capaces de entender esto, en realidad.

Libertades

Quien te regala o te promete algo, muchas veces acaba cobrándote un peaje demasiado caro a cambio. Es triste, pero es así. Casi siempre es así. Hay que conquistar la libertad de pensamiento y de cuerpo. No es posible ceder, ni siquiera en época de crisis. Siempre estaremos en crisis, pero... es posible renacer de las cenizas... Aunque estés más hundido, más perdido, casi acabado, no importa. La vida se compone de astillas que hay que arrancarse, aunque duelan...

Sin condiciones

Adoro a todos los que han soñado con un lugar mejor detrás del horizonte y no sujeto a condiciones.

Lugares distintos

Tal vez si no fuera tan crítico, tan contradictorio, tan difícil... todo sería más sencillo. Pero es que hay algo que me agita el espíritu todos los días y que me interroga sin cuartel acerca de la necesidad de encontrar un lugar distinto. Desconozco si llegaré a él o si he llegado ya. Lo verdaderamente cierto es que no puedo dejar de correr a ciegas.

Política y teatro

Los políticos nacionalistas que impulsan programaciones atendiendo a criterios de política nacionalista, tanto autonómica como estatal, son parte del gran problema de la falta de innovación en nuestro teatro, puesto que lo hacen atendiendo más a factores folclóricos o de residencia o de idioma, y evitan que se produzca... el libre tránsito cultural, creativo, humano. Y todo lo que no encaje en esos patrones principales se encuentra bajo sospecha. No se puede utilizar el teatro como un instrumento de promoción política. Qué desgracia.

50 años, por ejemplo

Una gran parte de los textos teatrales que se representan en nuestro país son de hace 50 años, con suerte, o más atrás, y la mayoría de los actuales se parecen a los de hace 50 años. Espabilen, coño.

Interpretación castiza

Cuando el teatro madrileño salga de su anodino y egocéntrico modelo de "interpretación castiza" creo que empezará a tener algo de interés de verdad fuera de nuestras fronteras.

Lo castizo

Lo castizo es el concepto más absurdo, aburrido y estúpido que he visto en mi vida.

Palabra en escena

La palabra en escena, sí, te dicen los directores, pero una palabra que se parezca a las que se aprenden en las aburridas escuelitas de teatro de nuestro país.

Pérdidas

Gran parte del teatro contemporáneo de hoy en España se hace para lucimiento de sus directores o de sus actores. Y las novedades reales se pierden por el camino.

Lo nuevo

Tanto teatro que se hace en este país y muy pocos apuestan por lo nuevo de verdad, sino por lo nuevo que se parece a lo viejo... Y luego lo llaman investigación y desarrollo. Yo me troncho...

viernes, 10 de septiembre de 2010

La palabra

La palabra es mi más cruel enemigo. Toda mi vida he luchado contra ella. Y creo que voy perdiendo.

Dos segundos

Hay dos segundos entre tú y yo.

Camina

Camina así, muy despacio, sobre mí. Demuéstrame que el azul del cielo está cada vez más cerca. Porque todos los astros desean caer...

Nada

Y nada de todo esto puede explicarse con palabras. Por eso, prefiero guardar silencio.

Un sí o un no

¿Por qué creemos que el amor debe ser un sí o un no? Un miserable sí o un miserable no. Y todo a la carta perdida del fin, que es en sí mismo amar, y que es olvidar también. Pero yo soy incapaz de olvidar. Lo soy. Hay un espacio que habita en mi corazón y que siempre está aturdido por los ecos del pasado y que ya no existen. Soy como un animal salvaje que galopa defendiendo su aturdida y efímera libertad, y cuyo jinete responde a un nombre demasiado antiguo ya: dolor.

Fin

Alguien te observa entrecortadamente, detrás de una cortina de humo, detrás de un lamento silencioso...
Y ya está. El oscuro final. Fin del trayecto. Y las lágrimas. Las lágrimas eternas....
Por un sí o por un no.

Ciego

Yo estoy cegado por la luz. Por eso solo veo sus sombras.

Lo siento

La palabra lo siento no es suficiente... Y nunca ha sido suficiente.

Belleza

La belleza es como la vida, la perdemos constantemente. Detesto los naufragios. Hoy quisiera dormir y no despertarme. Porque tengo un sueño de siglos a mis espaldas. Y debo ya demasiados sueños a la vida.

Otra noche

Bueno. Otra noche que pierdo el sueño, pero no las ganas de soñar.
Tengo la mente demasiado agitada.
Tal vez salga y dé un paseo... o tal vez vuelva al ring de mi cama.

Esta noche

Esta noche me gustaría pensar que otra vida es posible.

Proceso

El proceso es más interesante que el resultado final, siempre.
Porque el proceso es la obra misma.

La madre

La madre de todas las fuentes... El poeta, el amante, el lunático...

Ojo

Un ojo infectado de tiempo.

Pensamientos

Un pensamiento que desborda.
Un pensamiento inútil para todos, excepto para mí.
Un pensamiento tan frágil...

Formas posibles

Yo observo detenidamente la radiante intensidad que se mueve detrás de tus ojos. Yo observo detenidamente la voluntad y la melancolía, la frágil tensión que respiramos, en medio de un océano compuesto por todas las formas posibles de lo eterno.

Ninguna parte

Hay algo, y no sé qué es, que en mí se resiste... a todo... Hay algo que me hace pensar que no estoy hecho para este mundo... o que no estoy hecho para aceptar o comprender lo que sucede en el mundo... Hay algo que me impide avanzar y que me hace permanecer en mitad de ninguna parte... expectante... Y es incomprensible, lo sé, pero la vida pesa demasiado.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Perder

Empiezas a perder tu libertad desde el primer momento en que te preguntan: qué vas a hacer con ella.

Teatro

Detesto el teatro que veo en las carteleras... Buenos sentimientos, comedias, estupideces, estupideces... No quiero dramas, no quiero comedias, voy a vomitar... No hemos avanzado realmente. Nuestra época necesita otra cosa... Todos vendidos a lo políticamente correcto... No quiero obras encargadas por los políticos, no quiero que defiendan los derechos humanos en un escenario... No es esto. No es esto. Quiero arte, humanismo, libertad, ambición artística, caminos nuevos... Una sociedad no puede progresar si está tan dirigida. Necesito respirar... Me asfixia el teatro, me asfixia... Odio el puto teatro este de mierda... Ahora mismo me horroriza hasta pronunciar esta palabra. Y encima te hacen sentir culpable por escribir de otra manera, por pensar de otra manera... No puedo más...

Tendencia

En mí existe una tendencia hacia los lugares ocultos, cerrados. Porque me arrastra una íntima forma de eternidad. Me arrastra... Me arrastra el pliegue que forma la desesperación y la necesidad del ritmo secreto de la belleza.

Sombras

¿Qué diablos importa si nos encontramos en mitad de la oscuridad, de la transparencia o de la maldita luz? Las sombras están en todas partes.

Razón

No quiero ser hermético en estos momentos, no deseo demostrar una antigua hipótesis necesariamente ahora, pero es que algo siempre me supera y condiciona por encima de todos los inconscientes, de todos los golpes de la melancolía... y es la razón de llegar hasta aquí. Porque de alguna manera he llegado hasta este momento sin hablar demasiado alto. La lluvia caerá y la luz me hará arder en silencio.

Anestesias

Creo que estamos algo anestesiados... Y algo acostumbrados a apartar de nuestra vida lo feo o lo desagradable... Tal vez hace falta que nos miremos un poco mejor a nosotros mismos, para ser capaces de andar por un camino más auténtico y real... Parece tan evidente, es una realidad tan conocida y que creíamos tan bien controlada, que nos hemos olvidado de ella y de su verdadero valor. Nos estamos convirtiendo en seres olvidadizos con nosotros mismos. Y las pastillas y los emblemas de la felicidad, los paraísos artificiales, solo sirven para odiarnos un poco más cada día.

Resistencia

Y es que cuando uno piensa o reflexiona o sufre o siente, como lo quieran llamar, sobre la muerte, sobre el fin, se halla increíblemente más cerca del verdadero valor de la vida. Y ese es el dolor, el dolor eterno que atenaza la garganta, la imaginación, la vista, el cuerpo, todo... Pero ese dolor antiguo, esa frustración eterna, sin ser eterna, que ha intentado justificarse de mil maneras a lo largo de la historia, te purifica de alguna manera por dentro, porque es un dolor solidario con la existencia, con la condición de la vida en general. A la intensidad de esta maldita ecuación que nos ha sido impuesta es a la que me enfrento porque sí... Y porque soy una parte insignificante, comprometida con esa fuerza vencida, de alguna manera, pero inagotable, que es la resistencia.

El ahora

El ahora guarda consigo celosamente la intensidad de todos los tiempos posibles: los buenos, los malos, los presentes, los pasados, los futuros... Soy víctima de esa conciencia y no puedo evitarlo, ni quiero. Esa es la condición humana, exactamente eso...

Tristeza

Porque ya no me quedan palabras, sino una especie de tristeza en general que lo envuelve todo y que me doblega lentamente, lentamente... que doblega esta ira, esta desolación, esta necesidad de fingir la vida o de responder a la íntima lucha entre una conciencia trágica y una extraña luz que se apaga, se apaga...

Cambio

La libertad respira a través de las diversas intensidades de fuerza con la vida, de las miradas inquietantes al pasado, al presente y al futuro y del grado de insistencia que empleas en golpear a la razón. La incógnita de la ecuación se encuentra en tu voluntad... La crisis de la ecuación se halla en tu necesidad de controlarlo todo. Si provocas el cambio, alguien encenderá una vela por ti, en alguna parte del mundo.

Prefiero

Prefiero perder el sentido porque quiero... porque quiero... Algún día dejaré la literatura porque yo quiero y no porque otra voluntad lo decida por mí. En ese momento, creo que habré vencido a la muerte.

El fin

El fin de los sentidos... Es el verdadero fin... El resto es un estado de conciencia que no sirve sino para habitar de alguna manera un espacio distinto a éste, para nada más. ¿Y cómo dejarnos guiar en la oscuridad por el sin-sentido?

Videncias

Una vidente me dijo en cierta ocasión que la diferencia entre los espíritus y nosotros es que ellos no pueden tocar, sentir físicamente, y nosotros, sí. Ellos nos envidian, en realidad, y tal vez nosotros a ellos... La felicidad está mal repartida, siempre.

Sé fuerte

Sé fuerte, me dicen, ante la muerte. Sé fuerte... Pero es que no creo en la muerte, les respondo, sino en el fin.

Caballos

Yo creo en los caballos salvajes que cabalgan y pisotean mi mente.

Tensiones

He llegado a creer en la reencarnación, pero son pamplinas, en realidad. La vida se vive aquí, en todos los tiempos posibles, a pie de los acontecimientos, entre la dignidad del instante que lucha con la pulsión de muerte. La tensión está garantizada.

Renacimiento

No puedo mantenerme indiferente. La muerte siempre me inquieta, me transforma por dentro. Cuando un ser querido o que has conocido de alguna manera se marcha de este mundo alguna capa de tu alma también se ha ido definitivamente. El cuerpo duele como si murieras tú también un poco más. Pero hay una especie de renacimiento en todo ello que no comprendo y que detesto profundamente.

Ernesto Delgado Baudet, descansa en paz

Acabo de enterarme de que hace unos días falleció un buen amigo y un gran escritor: Ernesto Delgado Baudet... Estoy muy triste en estos momentos. Me han dicho por teléfono que murió sin dolor, creo, durmiendo... Fue una de las mejores personas que he conocido en mi vida. Nunca leí esa novela que estuvo haciendo en los últimos años. Pero lo haré pronto. Descansa en paz, querido amigo.

Principios

Todos los principios matan algo, un no sé qué, de nosotros mismos.

Necesito

Necesito volar, urgentemente.
Necesito nacer, urgentemente.
Necesito llorar, urgentemente.
Necesito un choque inmenso de luz, urgentemente, para dibujar una hermosa sombra, esta noche.

Mirar atrás

Yo creo que si has llegado hasta aquí, no debes mirar atrás. Si lo haces, te volverás tan viejo como yo, como este niño viejo que una vez fui.

Extraño

Hay algo extraño que siempre está ahí, y me quita el sueño, sí, cada noche, cada noche... La vida golpea cada noche... Pero intento disfrutar con ello. Supongo que en este sentido el proceso de la escritura tiene que ver con la filosofía del marqués de Sade. Tal vez los surrealistas tuvieran razón.

Creo

Yo creo en estas horas eternas... En la otra vida que arrebato al sueño. Creo que a estas alturas no voy a cambiar. Lo he decidido una vez más...

Yo mastico

Yo mastico todos los días el aliento putrefacto de Dios y lo elevo a la categoría de una maldición. Luego, suelo vomitarlo convulsivamente a través de un dolor que es tan eterno..., como si todos los puñales de la historia me atravesaran a la vez.

Quien

Quien piensa, esconde algo; quien esconde, guarda, y quien guarda, luego, escupe...

Estrellas

Es tan difícil dormir... Esta noche las estrellas murmuran demasiado alto.

Este mundo

Este mundo, a veces, necesita sentirse inocente, en un contexto tan culpable.

Juventud y libertad

¿Por qué a la juventud de hoy no le interesa la libertad? ¿Por qué se vende tan fácil? No lo entiendo, no lo entiendo. Yo creo que esto ha de cambiar. Las nuevas generaciones tenemos que conquistar nuestra cima de libertad, una vez más, en un mundo que siempre ha estado en crisis... Porque la perfección no existe, no. Pero soñarla o, al menos, imaginarla, sí, imaginarla...

Libertad

La libertad no cambia, siempre estará ahí, como una constelación inabarcable. Y cuanto más te acercas a ella, más se aleja. Tal vez si no nos empeñáramos en raptarla seríamos más libres.

Compromiso

Navegar a través de los huecos que dejan los suspiros... Hay un instante donde todo perece porque sí. Donde la luz te atraviesa en la oscuridad. Donde el compromismo con el dolor te hace escalar todas las montañas soñadas.

Preparados

Unos ojos que miran sin complacencia, una melancolía contagiosa, una palabra sumergida en el océano de la duda. Estamos preparados... para llorar. Para ser... Uno y Todo a la vez... Para amar y odiar al mismo tiempo... Para comprender, para comprender que los sentidos y solo los sentidos pueden guiarnos verdaderamente por todos los abismos del pensamiento.

Resistencia

Resistencia, resistencia... La dichosa palabra tiene una fuerza descomunal.

Espacios libres

Tal vez sea un canalla por decir la verdad. Por eso, jamás dirás lo que yo diga, ni tendrás mi estilo antiguo... Porque yo pierdo siempre y tú, no. Y porque prefiero perder siempre, siempre... antes que ser como tú, que vistes con el único tatuaje de la felicidad. Yo solo sé que busco un modelo de certeza que encuentro en los espacios libres, los que dicen sin decir, los que odian porque sí, los que conspiran contra lo políticamente correcto, los que persiguen desesperadamente las palabras imposibles y los sentimientos más auténticos.

Horizontes

Yo no creo que haya que hincar la rodilla para crecer. El horizonte está abierto en todas las direcciones posibles. Y corre tanto aire.

Momentos

Hay momentos en la vida donde los caminos se vuelven infranqueables. Las avalanchas pueden hacerte más fuerte. Hay que continuar. Una vez más.

Las mismas palabras

Hace un par de noches soñé con la melodía de los que fracasan, repetían siempre las mismas palabras: ámame como nadie lo ha hecho antes.

Un sueño

Un sueño de palabras nuevas, jamás escuchadas, jamás pronunciadas.

Un momento

Un momento, un momento... No me engañes más, mundo. Estoy aquí. Aquí. He pensado que la imagen de uno mismo en la soledad más plena, más inútil, más gratificante, más decadente, en mitad de un calor insoportable, aguantando un grado más de naturaleza, es más interesante que cualquier martirio personal ante el amor. Así que prefiero desaparecer, desaparecer... entre las llamas de todos los errores consumados.

Aire

En un momento, la luz se va y no sabemos... no sabemos... la luz interior... la luz interior... Y el aire sin aire... sin aire... Estoy en la transformación... de esa luz, de ese aire... Yo creo que para que el aire fluya definitivamente hay que hacerlo arder con la luz nocturna de los seres que están perdidos en su propia inmensidad, pero que aman su libertad.

Palabras

Aquí, las palabras... Les presento a los ángeles desbocados por sensaciones inútiles e inquietantes.

Volver

Volver sin preguntas, en silencio, transformado en el inmenso tamaño de una respuesta.

Ciego

Ciego de tanto ver la luz derramándose en el horizonte de una isla.

Luz

La luz que un día vimos en el espacio nocturno me está quemando...

Longitud

A veces, creemos que la longitud de la soga con la que nos ata la vida es muy corta, pero esa línea de muerte se está derritiendo con el calor.

Los caminos que se cruzan

A veces los caminos se cruzan de una manera imprevista, con una fuerza inédita... Difícil de concebir en otro contexto, en otro modelo, pero de forma real... Real. Porque tal vez lo real sea lo que deseamos ver... A diferencia de lo que piensa la mayoría de la gente.

Mañana

Hoy he empezado la mañana flotando, como en una nube... Y bueno...

La poesía

La poesía no es una hoja en blanco, el teatro no es un espacio vacío, la música no es un pentagrama... En el ser humano tarde o temprano se halla una intensa necesidad de vivir, de vivir. De reconstruir la forma y el espíritu de las cosas. Lo realmente importante es ese momento tan sublime, esa expedición que emprendemos hacia ninguna parte... Y seguir huyendo de nosotros mismos como en una carrera definitiva... Sobre caballos exhaustos de vida, aturdidos de emoción, emborrachados por esta gloria inaudita...

Aliento poético

Porque el aliento poético guarda consigo aquellas formas que respiran eternidades... Esa respiración maldita que subraya la agitación y la melancolía, el caos y la angustia, la sublimación y la resistencia...

Derecho

Tenemos derecho a ser nosotros mismos.