lunes, 31 de diciembre de 2012

En cualquier caso...

En cualquier caso, me arriesgo... entre querer y no querer... quiero... les deseo que tengan un gran año 2013... y que adelante, adelante... Un abrazo inmenso para tod@s.

Probablemente

Probablemente hoy salude a mis seres más queridos, o les envíe un sms o un mail deseándoles un buen año... Bien, pero luego están los menos queridos y también los que has dejado de querer por alguna razón o ninguna en concreto... O, por el contrario, quien te ha dejado de querer por alguna causa que tampoco te han explicado bien... Es un lío, sí. Y es que con el tiempo ya uno no sabe a quién querer... Y es que el silencio no significa gran cosa, en realidad, o tal vez lo significa todo... Y es que, probablemente, el querer no necesita explicación alguna porque habla un idioma diferente. Así que me parece que lo mejor será dejarlo todo tal y como estaba y listo.

Silencio

El silencio redondea las palabras. O simplemente las escupe.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Qué sentido...

¿Qué sentido tienen las palabras cuando has dejado que te amen? Nada son al lado del amor. Todo es tan inmenso, todo ha de ser tan inmenso, que las palabras acaban por evaporarse y por convertirse en una bandada de pájaros que vuelan tan solo por instinto, que naufragan tan solo por instinto.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Días extraños

Hay momentos extraños, días extraños que te imponen un martirio sutil... Hay días que te desafían, que te toman como rehén de la melancolía... Hay días cargados de sueños por cumplir, de deseos que salvan la vida, de pensamientos que rompen todas las cadenas... Hay días que te impulsan en todas las direcciones... Hay días que te dejan con la boca abierta, sentado con una cerveza en la mano y mirando a las estrellas... Hay días que te hacen enmudecer porque tu voz o tu llanto o tu grito ha sido hacia dentro y solo lo has escuchado tú, nadie más. Y porque pintar tu silencio o las primeras palabras de un deseo han durado poco más que un cigarrillo. 

Blanco

Los pájaros se consuelan volando. 
Y yo observo el doloroso blanco de una pared.
Hay todo un tratado del olvido en ese color.
Y todos los sentimientos a punto de ser dibujados.

martes, 25 de diciembre de 2012

Pero...

Pero... siempre quedará la poesía. Aunque duela también... Gracias, vida, gracias. Porque la poesía es como un suspiro al oído, un instante que respira por ti... un inmenso horizonte dentro de tu alma, que, aunque se encuentre vacía, siempre tendrá la firme intención de llenarla y de amarla profundamente. Así que poesía, ven a mí, por favor, te necesito una vez más. Me haces tanto bien... aunque me devores por dentro, aunque te ame tanto como para, a veces, necesitar olvidarte.

La tristeza

La tristeza llega sin avisar... Si al menos dejara una señal en el camino, uno se haría una idea, pero es que... es una tristeza tan profunda que la palabra tristeza se queda corta y es que... estas fiestas te recuerdan todo lo que has dejado atrás... En fin. Supongo que la vida da tantas vueltas que estamos tan volteados por la metafísica que todo duele, y duele el silencio, duele la resistencia... duelen hasta los bellos pensamientos...

domingo, 16 de diciembre de 2012

Banco de alimentos

Ayer se recogieron más de 100 toneladas de alimentos en Tenerife para los más necesitados, gracias a Mírame Televisión y nadie dice nada... Mi enhorabuena a todos los que lo hicieron posible!! Los políticos se quedaron atónitos y algunos por vergüenza o por amor propio se unieron a la iniciativa. Pero ni el Presidente del Gobierno de Canarias apareció para llevar una bolsa de comida. No me gustó la música que ponían, pero es lo de menos en estos casos.

Nunca

Yo creo en la gente, no en los políticos. Y digo esto porque a veces estos últimos no parecen seres humanos. Estamos tan obsesionados con lo público, en cultura, por ejemplo, que, al final, muchos han perdido la capacidad de hacer, la iniciativa, la voluntad de innovar, el impulso de ser. Es un buen momento para plantearse qué tipo de creador eres o has sido. Yo lo que pienso es que hay que organizarse y continuar en la batalla y combatir las injusticias y los abusos de poder que se están produciendo en nombre de la crisis. Pero tu creación es solo tuya, tu evolución artística es solo tuya, tus búsquedas son solo tuyas, tu necesidad, tu necesidad de trascender es solo tuya, tu impulso es solo tuyo... Y nadie te puede quitar eso, NUNCA.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Las palabras

Por un breve instante de belleza, toda una vida corrigiendo. A veces, me pregunto si vale la pena tanto trabajo o si hay otra manera de escribir un libro, una obra de teatro, un poema, un ensayo... sin sufrir tanto. Pero es que es imposible siquiera soltar una palabra de su instante, de su tensión, de su lugar... La tendencia natural de las palabras es la libertad, pero se sacrifican cuando pasan por uno, te atraviesan, te golpean, te hacen libre y ellas se encadenan a ti. Por eso, a veces pienso que el acto de escribir es un acto egoísta siempre en perjuicio de la naturaleza misma de las palabras. Ellas se sacrifican por ti. Parece extraño, sí, por eso el silencio, que también es palabra, pero, por eso, la necesidad de sentir, a secas, de dejarse llevar por su locura, por su fuego... Bueno. Es verdad. Escribir es un acto egoísta, pero también un acto de supervivencia, frente al fuego de las palabras, porque si no salen fuera de uno mismo acabarían convirtiendo el alma en ceniza.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Nadie

Nadie existe aquí. Yo no existo aquí. Canto sin encantamiento. Un botón descosido. La luz perdida entre mis manos. Tengo una puerta. Sí. Es inconsistente. Es un espacio imaginario. Lo sé. Pero es que cuando cierro mis ojos consigo mirarte por dentro.

Los círculos silenciosos...

Los círculos silenciosos discuten sobre las colinas pintadas de alcohol. No veo el paisaje. Pero déjame decirte que los pensamientos llegaron después. Primero fue el amor.

Mirar un eclipse o...

Mirar un eclipse o enfrentarte cara a cara con un poema. Sabes que te afectará cuando aparezca ante tus ojos, pero no sabes exactamente cómo.

Dos, tres, cuatro...

Dos, tres, cuatro veces saltando sobre el mismo pie, con un cuerpo y otro y otro... Saltos en el mismo espacio rodeado de muchas nubes, demasiadas nubes... Las veo, las siento todas, las comprendo todas y volar es muy fácil, volar sin paracaídas, como vine al mundo. Bien. Vale. Dejo atrás la inconsistencia de las palabras más lejanas, a las que nunca conseguiré llegar porque van demasiado deprisa. Pero es que esta velocidad me devora por dentro muy, muy despacio.

Me entrego a...

Me entrego a tus deseos, poema, soy lo que tú quieras que sea. Y siempre ha sido así. No soy otra cosa que un poema a la deriva.

Un poema debe...

Un poema debe su existencia a la inagotable necesidad de ser que todos llevamos dentro.

Alguien que...

Alguien que tropieza dos veces en la misma piedra es un héroe. Yo he tropezado más veces.

Gira

Gira sobre ti mismo. No importa, el timón está perdido. La luz está en ti y no en otra parte.

Adelante

Adelante, la realidad es perversa, pero es tan emocionante.

Yo escupo mis entrañas...

Yo escupo mis entrañas como fogonazos y dibujo dos serpientes alrededor de mi cuello que me acarician y me acarician, no desean acabar conmigo de momento. Jugamos. Sí. Jugamos a los deseos. Pensamos en las utopías. Desnudamos las utopías. Me dejan que llore, pero muy despacio, tan despacio, que es realmente inapreciable. Y me dejan pensar y pensar, pensar en ser feliz, pero con la distancia de los acantilados. Me dejan, sí, que me siente en el desfiladero y que piense, que piense...

Deja que el aire...

Deja que el aire te deforme, que te dibuje como una caricatura de lo que fuiste. Permite que alguien respire tu aliento y pide morir dignamente, grafiteado por el dios que elijas ser.

Hay palabras...

Hay palabras que te permiten comprender, otras no, otras te amenazan y otras te limpian, otras te superan y otras te lanzan, te lanzan...

Supe

Supe que era tarde, pero no cuánto, no cuánto... Los pájaros sobrevuelan mis sienes, mis ojos, mi frente, mis labios... Y soy un círculo maldecido por la gracia, por una estupidez... Levanta, sí, levanta los brazos... Levanto los brazos... Me acojo a mi derecho a ser libre... Me acojo a mi derecho a ser...

Llegar

Llegar al instante decisivo, tocar la luz de un eclipse... ¿Por qué dura tanto? Esta respiración tan intensa, este placer tan intenso, este escenario en ruinas, este ejército de espectros que me interrogan con insistencia acerca de la naturaleza del amor.

A la de tres

Jugar al escondite con los ojos ocultos, sin esperanza, para volver al frío y al momento de la primavera, todo a la de tres, al paso de la percusión de la vida, al paso cojo de la realidad.

Por un momento

Sonríe, sí, sonríe, bajo la mirada atenta del frío. Desnuda el cuerpo de cada palabra y atrévete a deformar su respiración, a crear un nuevo rostro para las cosas inútiles... Describe cómo transitas por la cuerda floja... Y cae, cae, despacio, como si se detuviera el tiempo... como si ya no respiraras... por un momento, solo, por un momento...

lunes, 22 de octubre de 2012

"Puntos de fuga" (2005)

Para los que nunca lo pudieron ver en su momento, aquí está mi libro-objeto Puntos de fuga (2005), publicado por el Centro de Grabado Contemporáneo de Santa Cruz de Tenerife y Ediciones Idea. Su tamaño es de 30x79 cm. aprox. El papel fue obtenido en Amsterdam, maravilloso, casi tela, con mucha fibra de algodón. Dentro de un sobre de estas dimensiones se encuentran cinco láminas con textos poéticos acerca del teatro, la poesía y la pintura y otras tres láminas con una secuencia de más de 50 movimientos. Dicha secuencia fue utilizada para el cuadro "Cosmologías" del montaje Dragón de la compañía I+D Danza. Se publicaron 30 o 40 ejemplares, no recuerdo ahora bien. Fue una edición artesanal, hecha con mis manos. Se agotó muy rápido. Este libro-objeto fue presentado, en su momento, por el catedrático de literatura española y poeta Nilo Palenzuela y se inauguró con este trabajo (que además se expuso en un tamaño mucho mayor) la sala del Centro de Grabado Contemporáneo, que lleva Alfonso Mertens, maestro y amigo.


Ensayo de una hipótesis



Cualquier proceso artístico enuncia una hipótesis: la de ensayar una peripecia.
Cualquier proceso artístico lleva consigo un abanico de gestos reconocibles y articulados a través de un único trazo, que, repentinamente, lo reduce todo a un destello de razón o a un modelo inexpresable de rostro.
Y cualquier intento de formularlo lleva consigo una liturgia del abandono, las proporciones de un desastre. Porque la realidad representa la hipótesis de un desastre. Cuando tratamos de imaginar un rostro, los gestos sobresalen, esencializan todas las frustraciones y proyectan la ciencia de lo irregular, del desequilibrio y sus fugas.
Porque en todo acto de pintar hay un fragmento de esa búsqueda, un esquema que cuestiona las intenciones, los fines y los destellos de humanidad. Por ello, los actos que nacen de ese proceso son movimientos de una hipótesis difusa. Y la vida parece marcar ese camino: una extraña e inquietante inercia que gobierna los acontecimientos trascendentes. Así, cada instante garabateado contiene la liturgia de un gesto decisivo.

*

Cuando me enfrento a un sonido en blanco, a un espacio vacío, a una experiencia sin historia, sin pálpito, necesito abandonarme al desastre. Porque la longitud del trazo me obliga a entrar en la liturgia de la desesperación, en el complejo instante de las proporciones sin medida. Y ahí es donde encuentro un espacio común con el universo, con esta clase de hipótesis. Y en este ensayo es preferible olvidarlo casi todo para entrar en el misterio. Y la ira me invade en estos momentos porque las imágenes parecen conspirar contra mí. Y desconozco mi nombre, el lenguaje, las infinitas formas de realidad.
El trazo es libre y la voluntad, deshecha. Conspiro y conspiro porque me va la vida en ello. Y porque en el fondo deseo que el error se convierta en acierto.

*

La lectura de los signos iniciáticos siempre es confusa, pero lo auténtico recae en una clase de energía que experimenta inconscientemente con los movimientos en el espacio, a través de una danza, de una liturgia sin nombre.

*

Un rostro para el mundo o una condición para fundamentar que existo, una imagen de la íntima presencia, deshecha, en un amasijo de líneas. Longitud etérea y danza del revés...
Porque las formas siempre esconden su verdadera cara. He intentado desvelarlas como si fueran caracteres, palabras, movimientos, lenguaje de anticipación, lenguaje no resuelto, lenguaje en proceso, lenguaje irregular.

*

La forma frente a la línea. La forma no resuelta necesita de la anticipación. La forma culmina en un instante decisivo, pero que no explica nada, porque anuncia un nuevo cambio. Y este ritual me dice que la línea trascendente ha de representar la forma primera, la proyección de la íntima concepción del retrato. Porque cualquier imagen es, en gran medida, el mismo retrato, la misma hipótesis difusa, una demostración del compromiso con el yo en la celebración de la vida y la muerte, del pasado y el futuro.

*

Busco una definición para la mancha, pero descubro que está compuesta de una vibración secreta que fluye a través de un modelo decadente y frágil. Las sombras son las fuentes del discurso. Y la mancha es un reflejo de la falta de aire, contiene en sí misma el esquema del movimiento del mundo y guarda el preciado secreto de lo desconocido.

*

El ojo humano tiende a la concreción de la fragilidad, del sentido, necesita la experiencia. Pero el proceso de garabatear siempre es misterioso. Por ello, es órfico, trágico y hermético. Y, también por ello, la forma acaba imponiéndose sobre la línea.
Masa, volumen, movimiento, fugacidades.
La conciencia del color viene después.
Una realidad, una mutación. Una forma que se esfuerza por mostrar sus proporciones, sus sentidos.
Yo creo en la desnuda vibración, en la libre coreografía de los límites.
Y en las formas de la libertad.
Porque entre ellas se articulan los gestos decisivos, en su proyección, en su esencialidad, en el esquema, en la imagen transformable.

*

Pienso desde el centro, desde el confuso centro de inquietudes.
Así, anuncio el acto de respirar la música de los gestos.
Me libero del propio volumen y provoco el ascenso de las sombras..., hasta que la imagen crece en su deformación.
Profundizo en el éxtasis, en un rito de la forma, sin final.

*

El color negro lucha por sobrevivir en sus mil variantes. Violencia (y violencia). Los diversos modelos de la luz golpean las simientes de la creación.
Y siento algo de daño, de duelo, por las formas perdidas que jamás serán recuperadas.
El tiempo se pinta, se articula en este proceso. Y sobrevive, después, cuando se han agotado todas las fuerzas.
En ese instante, tomo todas las decisiones de salvación, a través de las formas desequilibradas. Y comienzo a pintar verdaderamente como si me fuera la vida en ello. En el instante de las bolsas húmedas de tinta sobre el papel la imagen se transforma y aparece... aparece el rostro, la acción, las identidades, la inquietud, el poema irregular... el poema traspasado por las sombras, cautivado por la belleza de la noche.

*

Arañar el papel, arañar la partitura del pensamiento, arañar el instante decisivo y libre, el control del miedo y la lucidez, y volcarlo todo, y percibir el error, la ruptura, el incierto proceso y una metamorfosis que ama los lugares ocultos, los destellos, las figuras fulgurantes que pasean entre las manchas convulsas, entre los ecos de otros mundos, como si, sorprendidas, me observaran en mitad de una parálisis eterna.

*

El tiempo se halla en la forma, en esta forma errática, decadente, a punto de algo. El tiempo se esconde tras las ventanas de los ojos. Irrumpe en medio de la oscuridad, en los relieves, en la textura irregular, en el resultado, en el poema gráfico.
Y dibujar el tiempo es dibujar el proceso, la intuición del declive, el ensayo de una hipótesis, el instante decisivo donde retoma la escena una clase de liturgia, una poética del desastre, bajo las alas de una vibración inesperada y sombría.


Tenerife-Cádiz-Sevilla, 2010

miércoles, 3 de octubre de 2012

Contrato social

Bien... Llevo tiempo haciéndome una reflexión... Y es la siguiente... Los ciudadanos con los políticos hacemos un contrato social... Ellos tienen un programa y los ciudadanos votamos ese programa... De acuerdo. Ambas partes tenemos derechos y obligaciones que hay que cumplir. Pero si ellos incumplen su programa, están incumpliendo el contrato social... Como en todo contrato que se hace... habría que aplicar el incumplimiento de contrato... Hay unos daños y perjuicios a la sociedad por ese incumplimiento. Sé que es muy difícil articularlo en la práctica, cuantificar el daño a la sociedad, en este caso, pero el derecho debería crear un mecanismo de responsabilidad política fundado en esta vía... 

jueves, 27 de septiembre de 2012

Y nos olvidamos de soñar

La realidad nos lleva hasta tan abajo, que nos hunde en el lodo... Y nos olvidamos de soñar, nos olvidamos, parece un lujo que no debemos permitirnos... al sistema nunca le ha salido rentable... A veces, emplea la fuerza bruta para quitarnos la idea de la cabeza... Como ahora. Pero es que realmente son los sueños lo que nos mantiene en pie... Lo que nos hace abrir todas las ventanas para que corra el aire y hay tanto aire... Hay tanto aire...

Es...

Sí. Es imaginar. Es desear. Es soñar... ¿Y qué más da? Emborrachados de sueños... Espero que no nos multen por eso...

¿Servirá de algo?

¿Servirá de algo? No lo sé... Pero lo que sí sé es que tú y yo estamos aquí, juntos de alguna manera, en esto, de que no podemos alejarnos, de que algo nos une un poco más, hay algo que nos hace soñar juntos, algo que de alguna manera nos hace crecer, y nos hace mirar de otra manera todo, porque hay un sueño que compartimos, una voluntad de reflexionar y de saber, porque hay algo que nos hace levantarnos de donde estamos y alzar pacíficamente las palmas, las manos libres de alguna manera ante quien nos agrede, ante quien no tolera la diferencia, ofrecer nuestra energía, nuestros sentimientos, nuestra indignación, las palabras, contra la injusticia, ante la esperanza de que otra democracia, más directa, más participativa, más humana, es posible... Me gustaría pensar que el siglo XXI nos dará esa democracia...

jueves, 20 de septiembre de 2012

Nací...

Yo nací para arder dentro de una sola estrella, de la misma estrella de brazos infinitos, no otra. 
Yo nací para descubrirme en ella y morir mientras me susurras al oído las palabras eternas.
Yo nací por el mismo motivo que tú. 
Yo nací para descubrirme en los astros suicidas.

Prefiero

Yo prefiero una vida infinitamente corta.

Con las manos...

Con las manos atadas también sé disparar al vacío...

Y es que...

Y es que sigo creyendo en los caballos que galopan salvajemente sobre las nubes. 
Y en las lunas que tocan a mi puerta a medianoche. 
Y en las palabras que se lleva el viento y que se plantan en los astros y te dicen: vamos a soñar un poco más, solo un poco más esta noche.

Tarde o temprano


En el ser humano, tarde o temprano, se halla una intensa necesidad de vivir, de vivir. De reconstruir la forma y el espíritu de las cosas. Lo realmente importante es ese momento tan sublime, esa expedición que emprendemos hacia ninguna parte. Y seguir huyendo de nosotros mismos, como en una carrera definitiva, sobre caballos exhaustos de vida, aturdidos de emoción, borrachos por esta gloria inaudita.


De Los cuerpos remotos (Ediciones Idea, 2012).

domingo, 16 de septiembre de 2012

Tiempo

Vivimos pensando en la eternidad hasta que nos pilla de lleno y... 
Y es que queríamos más de lo que podíamos soñar.
Y sentíamos que podíamos reinventarnos en todas las versiones celestes. 
Y... ahora, frente a la palabra T-I-E-M-P-O, discutimos sobre su autoridad o dinamismo o sobre qué ancla nos agarrará fuertemente para no ceder a la brisa. 
Y cómo las palabras se convierten en silencio, en angustia sin ruido, en canto sin estribillo, en un socorro envuelto en páginas doradas, en lazos rotos, en recuerdos incandescentes bajo la lluvia.

Mis poemas en el blog "poetasdelsigloveintiuno"


Casualmente me he encontrado en la red con que el poeta cordobés Fernando Sabido Sánchez (no lo conozco) me ha incluido (sin yo saberlo) en una titánica antología de más de 7.800 poetas pertenecientes a 171 países... Supongo que la selección de mis poemas la habrá hecho él mismo de mi blog o de otros espacios o libros, no lo sé. Hay algunos textos que yo no hubiera puesto, pero he de decir que me gusta... Gracias.

Mi poema "Elegía" en la revista italiana "Isla Negra", número especial en homenaje a Pedro García Cabrera


Ya salió el número 320, de la revista italiana (Lanusei) de poesía titulada Isla Negra. Toda ella está dedicada al poeta canario Pedro García Cabrera, con poemas suyos y de muchos poetas que han querido homenajearle. Este número especial ha sido coordinado por el también poeta Antonio Arroyo Silva. El director de la revista es el escritor Gabriel Impaglione. En ella aparece un poema muy breve e inédito hasta la fecha, de Pedro Lezcano, dirigido a Pedro García Cabrera, que encontré casualmente en el Archivo del poeta, en la Biblioteca Municipal de Santa Cruz de Tenerife, mientras estaba recopilando las cartas de García Cabrera para la edición de su Epistolario (CajaCanarias, 2009). Además, han publicado mi poema "Elegía", que me pidió Antonio, y unos dibujos míos, elegidos por el propio Arroyo. Felicidades por esta antología a sus artífices, Antonio y Gabriel, y a todos los que han colaborado con sus trabajos. 

http://es.scribd.com/doc/101277961/Isla-Negra-320-Julio-2012

miércoles, 8 de agosto de 2012

La poeta griega Ati Solerti publica un ensayo sobre algunas de mis obras...

Hoy ha salido publicado en la sección "El vuelo de Ícaro" (cuidada por Coriolano González Montáñez), del suplemento de cultura "El Perseguidor" (coordinado por Eduardo García Rojas), del Diario de Avisos (Tenerife, España), un ensayo de la poeta griega Ati Solerti, escrito directamente en castellano por ella misma, sobre algunas de mis obras, y titulado "Descubriendo los espacios intermedios de Roberto García de Mesa"... Los que viven en Tenerife o en Canarias podrán adquirir fácilmente el periódico, si les apetece verlo. En internet tardan varias semanas en colgarlo. En cuanto esté, pondré el link para que, quien tenga curiosidad o le interese, lo pueda leer. En cualquier caso, muchas gracias a Ati Solerti, poeta griega que admiro mucho, por sus hermosas palabras, a Mario Domínguez Parra también por su generosidad, y a Eduardo y a Coriolano, por la publicación... Un abrazo inmenso.

martes, 31 de julio de 2012

Mi poema "Nausinoos" traducido al inglés por Mario Domínguez Parra y publicado en la revista británica de literatura "3:AM Magazine"

Me apetece contarles algo...

Mi poema Nausinoos (2005) fue editado por Ediciones Idea en español, en 2006. Pero, hace unos años, mi amigo el poeta Mario Domínguez Parra lo tradujo al inglés y lo envió a varias editoriales y revistas de literatura en lengua inglesa... Y dio muchas vueltas, queríamos publicarlo entero. Gustaba, nos propusieron editarlo en algunos momentos, pero en muchos casos no nos llegaba a convencer la forma de hacerlo, algunas buenas propuestas tampoco llegaron a consumarse. Incluso creíamos que había una maldición con esta traducción, como si fuera un poema maldito... Nausinoos es el hijo de Odiseo (Ulises) y de Calipso, en la Odisea. Su presencia ocupa medio verso del poema de Homero. Nunca vi que alguien se detuviera con detenimiento en cómo sería este mito, Nausinoos, y pensé: si es el hijo del mar y de la isla... Me gustó intentarlo y aquí lo tienen, en la prestigiosa revista de literatura británica 3:AM Magazine, en inglés, traducido por Mario Domínguez Parra. Es un poema largo fragmentado, metafísico... En el original, publicado en Ediciones Idea, en 2006, cada fragmento ocupaba una página del libro... Hay mucho espacio, mucho espacio... Aquí no se aprecia por el formato. Es difícil, en realidad... Y, ah, por cierto me pidieron un retrato y yo les envié la fotografía que ven debajo, un retrato actualizado... Me pareció divertido...
Como dijo mi amigo Mario, hoy se ha roto la maldición de Nausinoos...
Agradezco mucho a Mario, una vez más, su empeño y el esfuerzo empleado en esta excelente traducción y a Steven Fowler, editor de esta prestigiosa y ambiciosa revista británica, 3:AM Magazine, por su interés en mi obra.
Me siento muy feliz esta noche después de un día demasiado duro...

Besos a todos/as...

domingo, 29 de julio de 2012

Bajar el sueldo a los políticos

Y si a los políticos se les bajara el sueldo y quedaran como mileuristas, todos... sería una buena medida para que muchos que solo buscan enriquecerse en política dejaran de hacerlo. Es algo que los ciudadanos esperan. Con esto ganarían más en credibilidad. Vivimos una época en la que todo el mundo mira el sueldo de todos y especialmente de los políticos, todo el mundo opina acerca de cómo repartir mejor la riqueza. Hay tantas ideas en internet sobre cómo mejorarlo todo, que no entiendo cómo no se han dado mejores pasos. Pero los políticos que tenemos no son buenos gestores, en realidad, la mayoría no saben lo que tienen entre manos y se preocupan de ellos mismos o de su imagen pública o de lo que pueden obtener a cambio. Deberían de haber unas pruebas de acceso a la política, que no fuera el enchufismo, sino como si fuera una oposición... Un grupo limitado de políticos y gestores elegidos democráticamente, uno a uno, y que además hubieran pasado una pruebas específicas y objetivas sobre los campos que irían a gestionar...
Y no me refiero a una tecnocracia, no es eso, porque sin corazón no se puede gobernar... Sensibilidad y ser parte de la ciudadanía, siempre, no estar por encima...
Hay que buscar los puntos de encuentro entre todos... Crear nuevos métodos para encontrarnos mejor. Porque así, como vamos, no se puede andar bien. Los políticos actúan al margen de los intereses de los ciudadanos... Y eso es lo que se percibe.
Yo creo que si tuviéramos más tiempo y más ganas se resolverían muchas cosas...

Responsabilidad

Si ocuparan cargos políticos las personas mejores formadas en el puesto dado y con un alto sentido de la responsabilidad y de la honradez, además de someterse a un control férreo con un órgano específico independiente, creado al efecto, y que controlara cómo se lleva a cabo tal gestión de los recursos públicos y verdaderamente dirigido a servir a los ciudadanos, no se necesitarían tantos asesores, ni se robaría tanto, ni habría tanto gasto público superfluo...

viernes, 27 de julio de 2012

Cartas

Las cartas bajo la mesa... y somos lugares extraños, diversos, nos movemos con largos recorridos y respiraciones muy breves... Todo es mucho más lento... o más rápido cuando decidimos sentirnos por dentro y olvidar nuestra carta del día.

Todo

En algunas ocasiones todo parece tan evidente... pero la evidencia es un error... tal vez un error controlado.

Silencio

Silencio para escucharme.
Silencio que cruje.
Silencio que ladra.
Silencio que me recuerda en el silencio.

Picaresca...

La picaresca, la maldita luz, la victoria de los días... interrogarme por los detalles y por qué somos capaces de sentirnos parte de algo que nos importe de verdad o fuera de ello o al margen o en sus espacios intermedios... o por qué el ser humano necesita tanto engañar u odiarse a sí mismo o amarse sobre todas las cosas... para adquirir el más intenso soplo de tristeza que pueda soportar... y disfrutar con ello y sobrevivir a ello.

Otro problema...

Otro gran problema es que cada vez con más frecuencia se imita la falta de honestidad de nuestros políticos y se está justificando todo porque como ellos también lo hacen... Y al final no hay referentes, y al final da igual lo que hagas, y al final barro para mi casa, y al final me importa un carajo lo que suceda, y al final todos vamos contra todos y nadie sabe por qué...

Esto...

Esto acabará muy mal si nuestros políticos siguen así... Cómo es posible tan poca perspectiva... Cómo es posible tan poca humanidad... Tan poca capacidad para resolver los problemas de base... A nuestros políticos no les interesamos... Somos las consecuencias molestas de sus errores o de sus malas decisiones...

Necesitamos...

Necesitamos tiempo... No necesitamos fórmulas mágicas... España necesita tiempo y no recortes de un día, de un mes, de un año... España es un gran país, pero necesita respirar, necesitamos respirar... Las reformas deben ser progresivas y no de golpe... No hay economía que soporte eso. Pero sobre todo no es posible que la ciudadanía aguante tanto recorte... y a tanto chorizo...

lunes, 23 de julio de 2012

Con

Con las luces de un puerto imaginario.

Una parte

La vida va pasando, sí, va pasando. No es tiempo perdido, pero es fácil sospechar lo contrario. Y una parte de mí se encuentra en ti o en ti o en ti... y viceversa. Y yo no sé cuándo terminará todo esto, pero estamos juntos para olvidar lo pasajero y encontrarnos en un sin fin de rumbos que se mueven al compás de lo eterno.

domingo, 8 de julio de 2012

"Los observadores" (De mi obra "Interior de una cámara de cera", Ediciones Idea, 2006)



Usted ha llegado con los demás. En un espacio para decidir. En un espacio. Para decidir lo que haremos. De cómo actuaremos. De cómo actuaremos. En este punto tan difícil... Piense. Veamos. Descorche una frustración. Descorche, por ejemplo, una cereza de una botella. Y recorra todos los mares. Aterrice en un rascacielos... Disfrute de su apetito. Oblíguese a comer. Oblíguese a opinar. Porque todo es discontinuo. ¿Es usted disperso? No hay comunicación. Entonces, usted espera algo de comunicación... Y en ese momento, la luz me miraba desde la ventana... Me sentí observado por usted. Fue, entonces, cuando decidí salir en su búsqueda. Pero no. Usted lo ha olvidado. Y no aguanto esta espera. Me pone de mal humor. Alguien quiso representar este papel, ¿sabe? Pero yo no lo permití. Todavía no estaba preparado. No puedo abandonar. No puedo dejarlo como si nada. Busco los silencios positivos, las pausas. ¿Quién quiere hablar? ¿Y cuándo se decidirán a hablar? Yo no quiero decir este texto, pero no tengo más opciones. Ustedes no quieren callarse, ¿o sí? Bueno. Es, quizá, un momento culminante. Ustedes me dicen lo que debo decir. Usted... Me voy a callar. Me voy a interrumpir. Lo interrumpo todo. Para perder el ritmo. Buscar el silencio. Está bien. Sin antecedentes. Sin humor. Sin tristeza. Pero usted sabe que es algo triste. Porque usted no tiene nada que contar. Vive solo. Disfruta de la soledad. Del soliloquio. Usted es individual. Se considera un individualista. Quizá alguien ajeno a usted mismo. Usted es un ser al margen. Una especie de confianzudo de sí mismo. Ha olvidado sus motivos. Ha olvidado cómo ha llegado a este punto. ¿Cómo era antes? ¿Cómo se iba usted de sí mismo? ¿Cuándo comenzó todo? Está solo. Solo. Nadie le espera. Nadie da nada. Ustedes lo saben. Es difícil. Porque estas preocupaciones carecen de interés. Un lenguaje que no da nada. Nada. Como experiencia no sirve. No insista. Como voz interior, ¿quién sabe? ¿Usted lo sabe? Cada uno sólo puede hablar de sí mismo. Es inútil toda resistencia. ¡Qué nadie se mueva! Es broma. Pero estamos aquí. En este lugar repleto de imprecisiones. Ni siquiera usted y yo somos compatibles. Ustedes y yo. Fingimos. Fingimos que hay entendimiento. Pues yo les digo que no lo hay. Yo. Mi personaje no sabe nada. Les ignora. Y es capaz de engañarles. Les está engañando. Ustedes suponen. Sólo suponen lo que está sucediendo. Pero no ocurre nada. Como en sus vidas. Usted se siente engañado. Se irrita. Le preocupa la experiencia. Y no saber... Esta imprecisión... El argumento está circulando por otro canal... Usted se enfada porque cree que no se encuentra en el lugar adecuado. Usted duda. Es decir, usted abandona. Sale del lugar. Pero está solo. Continúa solo. No se ha resuelto el problema. Vuelve a dudar. Busca otra ubicación. Pero no es suficiente. Usted carece de recursos. Es algo sin estructura. Sin diseño previo. Sin aclaraciones. Nadie le explica. Nadie habla con usted. Pero están ahí. Ellos, ustedes, dentro de sí mismos... Los observadores de esta guerra. Usted pertenece a esta coalición. A este tribunal. Usted es una parte. Algo indiscutible. ¿Lo entiende? Entonces, ¿por qué duda? Usted es consciente. Se deja llevar. No quiere dejarse llevar. ¿Qué le preocupa? Está preocupado. ¿Qué le impide seguir? No puede seguir. Usted se asombra. Pero no puede asombrarse. Se interroga. Se sienta. Vuelve a ser usted mismo. Y ellos siguen ahí. Está con ellos. Les refuerza. Les devuelve el optimismo. No comprenden, pero ¿qué importa eso? Se irán con la duda. Algunos se marcharán con las manos vacías. Algunos seguirán escuchando. Y usted verá la televisión. Verá la televisión. Se descubrirá en ella. Elegirá no comprometerse. Dejará de ir al teatro. Abandonará su vida anterior. Sentirá la necesidad de comenzar de nuevo. Pero no hay salida. No está en su mano. Usted no puede escapar de todo. Es inestable. Todo esto. El espacio. Este reducto. Y es breve en comparación con todo lo demás. Una fortaleza sin fuerza. Y este teatro hueco. Continúa disperso. No se ha movido. Pero respira. Usted piensa en la televisión. En una imagen invisible. En cómo sería el desnudo. Y cómo se colocaría. Y cómo perdería. Usted sabe. A no ser... A no ser que alguien le estuviera engañando. Que le dijera lo que quiere oír. Entonces, todo sería distinto. Usted no sería quién cree que es. Ni los demás. Ni ustedes. En realidad, no lo saben. Confían demasiado. Hasta en la escritura. En la estabilidad de aquello que es inestable. En una herencia. Hay unos derechos adquiridos en este espacio. Unos derechos que ustedes ven. Unos derechos que yo no puedo ver. Por eso me oculto entre ustedes. Y me disfrazo de usted. Pero no lo sabe. No me conoce. Por eso he dejado de escucharle. Por eso he perdido mi afinación. Al carecer de criterio, usted no sabe de lo que estoy hablando. Desconoce el engaño. Convive con su propia apariencia. Y continúa ahí inmóvil. Sin decir lo que piensa. Lo que opina de verdad. Pero se justifica. Se ignora. Usted se ignora. Porque se justifica. Porque dice no lo entiendo. Porque usted lo sabe. Yo le ignoro. Le ignoro.

De mi obra "Teoría de los ocho movimientos" (Ediciones Idea, 2006) (Movimiento V)



(Una mujer persigue a un hombre).


MUJER
Oiga, señor.

HOMBRE
No me interesa.

MUJER
Por favor, por favor.

HOMBRE
No.

MUJER
Es que...

HOMBRE
No, déjeme.

MUJER
Verá, necesito...

HOMBRE
Suélteme, por favor.

MUJER
Está bien. ¿Me puede escuchar un minuto?

(Se coloca delante del hombre).

HOMBRE
Tengo prisa.

MUJER
Es que quisiera pedirle...

HOMBRE
Lo suponía.

MUJER
Es algo insignificante.

HOMBRE
No me interesa, ¿entiende?

MUJER
Es que sería tan insignificante para alguien como usted.

HOMBRE
No tengo dinero.

MUJER
Oh, no. No es dinero. No es eso.

(El hombre se relaja un poco).

Es algo tan poco importante.

(Silencio).

HOMBRE
¿Me está pidiendo que me acueste con usted?

(Silencio).

MUJER
Bueno. En realidad, tampoco se trata de eso, exactamente.

HOMBRE
Señorita, déjeme en paz.

MUJER
Por favor, por favor.

HOMBRE
Quíteme la mano de encima.

MUJER
Es que...

HOMBRE
Tengo que irme.

MUJER
¿Le parezco atractiva?

(El hombre la observa durante un instante en silencio).

HOMBRE
No está mal, pero quítese de en medio. Soy un hombre casado.

MUJER
Está bien.

(La mujer se coloca delante del hombre y le prohíbe el paso).

Sólo se lo diré una vez. Por favor... Todavía no ha pasado el minuto.

HOMBRE
Nunca se lo di.

MUJER
En realidad, no me ha dado nada.

HOMBRE
Sí. Estoy perdiendo mi tiempo con usted.

MUJER
Sólo quisiera preguntarle una cosa.

HOMBRE
Bueno. ¿Qué diablos quiere?

MUJER
Yo quisiera saber si podría...

HOMBRE
Estoy siendo muy amable con usted.

MUJER
... si podría decirme una cosa.

HOMBRE
¿A qué se refiere?

MUJER
Si podría decirme algo.

HOMBRE
¿Qué cosa?

MUJER
Prometo no molestarle más.

HOMBRE
¿Y bien?

(Ella se tapa los oídos con las manos).

MUJER
Por favor, dígame que me quiere.

(Se miran en silencio. Él arroja su maletín al suelo. Se acerca a ella y le da un beso en la frente. Se detiene. La besa en los labios. Le baja los brazos. La abraza. Se abrazan. Se separan. Coge su maletín y se marcha. Ella, también, pero en otra dirección.

Oscuro).

No lo entiendo...

¿Por qué los ciudadanos, los votantes, (donde se dice que una democracia ostenta su verdadero poder), permitimos que los políticos, asesores, personal de confianza no se recorten sus sueldos y continúen con sus salarios millonarios, mientras recortan y recortan nuestros derechos, nuestra capacidad de movimiento y, en definitiva, nuestras libertades? Sinceramente, no lo entiendo. No puedo entender semejante atropello... Y menos en nombre de Europa o de la especulación o de la prima de riesgo o de la bolsa o de los bancos...

Yo recorto, tú recortas, él recorta (¿ellos recortan?)

La ciudadanía lo pide, pero no se ha llevado a cabo realmente: El verdadero recorte empezaría por bajar el sueldo a los políticos, asesores, personal de confianza (o eliminar sus puestos de trabajo) y similares, la corona... Cuánto se evitaría... Unir ayuntamientos, solo se han unido dos en toda España. En todo este tiempo, solo he visto algunos casos contados con los dedos de una mano. ¿Con qué conciencia se puede hablar de recortes en los gastos que ocasionan los derechos sociales legítimamente ganados en estos años, si quienes lo llevan a cabo no son capaces de recortarse a sí mismos...? Es que la legitimidad de un gobierno no solo se sustenta en los votos, (no es un cheque en blanco para hacer cualquier cosa), sino también, y sobre todo, en el valor moral de sus acciones.

viernes, 6 de julio de 2012

Una noche del siglo... (2009)

Respirar después de un día.
Un día que llega después del último día de la humanidad.
Mi siglo llega después del siglo.
Una leve respiración de futuro.
Sin pasado.
Trazos, trazos de un porvenir cibernético.
Cómodas butacas.
Para verlo todo.
A los muertos, a los vivos.
A los visionarios.
Contempla al meteoro caer.
Viaja al fin de ti mismo.
Y ese es nuestro siglo.
Explota dentro de ti.
Todo lo que eres.
Lo que fuiste en la eternidad.
Olvidarme de ella.
Saber que estoy sin estar.
Morir dentro de mí mismo y detenerme en un lugar diferente.
Todo a la vez es posible en mi siglo.
Cerrar los ojos.
El siglo de la sospecha, de los tímidos.
Cerrarlos para saber que no hemos muerto.
Mi siglo se olvida de la retórica.
Mi siglo no es el momento de la historia.
Mi siglo ha suprimido la historia.
Mi siglo se cierra y duerme para olvidarlo todo.
Empezar de nuevo.
Desde una isla.
Una representación aislada.
Pero con muchas islas.
Todas las voces.
Todas las voces.
Al mismo tiempo, ninguna.
La del olvido.
Mi siglo ha olvidado en qué siglo está.
La épica científica.
La épica.
La épica de un solo ser.
La épica de una nube.
Del arbusto.
De la roca.
De la mirada.
La nueva ciencia no sabe lo que ve.
Aunque también ve lo que sabe.
La nueva ciencia lo abarca todo.
Menos lo sutil.
El instante, el gesto, el mito.
Los viajeros sutiles.
Los enemigos y un cuerpo para la esperanza.
Un cuerpo de siglo.
Un cuerpo desnudo de siglo.
Un cuerpo que redondee la naturaleza de las cosas.
La naturaleza de las cosas invisibles.
Un mito del siglo.
Un mito imposible.
Un mito virtual.
Me ves y no me ves.
Me tocas.
Me tocas.
Soy la carne de un mito.
Una realidad paralela.
Un canal entre las mentes.
Mi siglo se impone.
Mi siglo desea abrazarme o estrangularme con su silencio.
Mi siglo.
Mi espacio innombrable.
Global, interactivo, suicida.
Te conozco mejor.
Te conozco si me lees.
Te veo entre las frases.
Y hasta me llegan tus comentarios.
Escribe.
Escríbeme.
Juntos pintaremos sus bordes.
Sus límites sin tiempo.
Sus límites frágiles, paralelos.
Mi siglo necesita una pantalla, un modelo de conciencia.
Mi siglo habla en silencio.
Desnuda la voz.
Desnuda el pensamiento.
Y enmascara la luz.
Enmascara la mirada.
Cierra los ojos.
Ciérralos.
Y vuelve a mirar el brillo o el parpadeo de una noche que dura un siglo. 



jueves, 5 de julio de 2012

¿Habla conmigo?

‎-¿Habla conmigo?
-Sí, pero...
-¿Pero qué?
-Le estoy mirando, solo.
-¿Y?
-Nada.
-Pero, ¿usted no baila?
-Es que me gusta ver la vida pasar...
-La vida pasar...
-Sí, a usted y a mí, juntos...
-Pero es que es la primera vez que la veo...
-Sí, pero, a mí me gusta pensar que las cosas pasan.
-Las cosas no pasan... suceden...
-Pasan...
-Pasan por algo que no es, pero suceden...
-Entonces, usted y yo...
-No lo sé... ¿Bailamos?

-Bien. Pero esta vez sin cuerdas que nos aten...

domingo, 1 de julio de 2012

De "Los cuerpos remotos"...



Mi teatro pertenece a la patria de los vientos huracanados.

Un ser humano comienza a vivir cuando no se reconoce entre sus máscaras.


Todos hemos muerto alguna vez en la vida o todos hemos muerto más veces de las que creemos.

La tormenta perfecta se halla dentro de uno.

La literatura imposible no se vende al mejor postor, está en cualquier lugar y en ninguno a la vez. Con ella serás más vulnerable y revivirás el incendio de los sentidos. 


viernes, 22 de junio de 2012

Veranoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!

domingo, 17 de junio de 2012

Los cuerpos remotos...



No hay razón para ocultarte, sueño. No hay una razón objetiva para no dejarte entrar. Salvo porque respiras muy despacio para mí. Tu aliento, sueño, huele a santo bebedor de luz. Y yo estoy borracho y casi muerto. Pero todavía ando despierto en la edad de dormir y cubro mi alma con una cortina de sombras. 

(de Los cuerpos remotos, Ediciones Idea, 2012)

Fragmentos de "Los cuerpos remotos", mi último libro de poemas...


Andaba sobre un camino de clavos y llegué a una puerta antigua. Mis pies sangraban. La abrí y había un bosque muy espeso, cubierto de niebla. Apenas podía ver. Resbalé y caí cuesta abajo. Llegué a un lago. En él bebía agua una pantera blanca. Nadé hacia ella y lamió las heridas de mis pies. Luego, me condujo hasta un acantilado. Y allí desperté. Sudaba, pero hacía frío, mucho frío.

*

Delante de mí, estaba yo, mi otro yo. Nos mirábamos mutuamente, en silencio, inmóviles. En paz. De pronto, empezó a caer una lluvia muy fina y mi doble se desvaneció. Entonces me quedé solo, mojado, mirando al infinito y sentí una gran alegría. Y así dejé que aquella lluvia también traspasara mi júbilo.

*

Un sueño de pájaros. Los escucho en la oscuridad. Enciendo una cerilla. Una corriente de aire se lleva mi cara. Y la luz.

*

Cruzo la calle corriendo, rápido, muy rápido. Mi corazón no puede más y me invade un temblor, un brote de asfixia. Me detengo en mitad de la carretera, agotado. Respiro forzadamente, como si quisiera seguir viviendo.

martes, 12 de junio de 2012

Mi nuevo libro de poemas: "Los cuerpos remotos"





Por cierto, en estos días, ediciones Idea me ha publicado mi último libro de poemas. Se titula Los cuerpos remotos. En realidad, son cuatro libros en uno (188 páginas): Bestiario, Retórica, El jardín barroco y Los cuerpos remotos. El último da título al conjunto... Aquí un poema...


Todos guardamos celosamente el sentido trágico de la vida,
pero es nuestro secreto.
Así que nadie debe enterarse.
Si sospechan de ti estás perdido.
Te abandonarán primero tus amigos, y, luego, tu familia.
Todos lo entenderán, pero nadie se atreverá a admitirlo.
Y, claro, te tocará la responsabilidad de estar visible,
de ser la diana de sus deseos.
Debes protegerte.
Debes cuidar tus emociones.
Debes vigilar a quien le muestras tus sentimientos.
Todos conocemos la melancolía, pero está prohibido practicarla.
Es un deporte de riesgo.
No debes dejar que lo noten.
Ellos y ellas, los perfectos,
los que te leen,
los que saben dónde tienen que estar.
Tan sólo desean desprenderse de estos ecos molestos del pasado,
de otras vidas no vividas.
Así que procura callar si no quieres que te descubran.
Si lo hacen, te cerrarán todas las puertas.
Sentirás que huyen de ti, pero ellos te verán desde las sombras
y tendrán miedo de la emoción de tus palabras.
En los momentos nocturnos vivirán una experiencia sórdida con ellas.
Encontrarán un placer oculto en estas emociones que tampoco se atreverán a confesar.
Sí. Lo saben.
Todos han conocido el sentido trágico de la vida en algún lugar recóndito de sus almas.
Llegarán a pensarlo, aunque no lo admitan.
En los instantes más íntimos temblarán de angustia,
pero también sonreirán al ver la gigantesca imagen de su propio cinismo.

domingo, 20 de mayo de 2012

Mi poema "Elegía" y unos dibujos míos en esquinaparadise.blogspot.com


El poeta Antonio Arroyo Silva me invitó a colaborar con un poema en un homenaje a Pedro García Cabrera para la revista italiana "Isla negra". Le envié mi poema titulado "Elegía" y él agregó unos dibujos míos que lo ilustran. Antes de publicarlo en "Isla negra" lo ha editado en su interesante blog "Esquina Paradise"... Le agradezco mucho la invitación y su amabilidad... Aquí les dejo el link, después de pinchar en él, tienen que volver a pinchar en la imagen para verlo mejor...

domingo, 13 de mayo de 2012

Crisis de derechos

Una cosa es la crisis económica y otra muy distinta es una crisis de derechos. Si se recortan derechos, con la excusa de la crisis económica, estamos dejando la vía abierta para que los políticos y los mercados hagan con nosotros lo que quieran.

Cada época

Cada época, cada ser humano, cada generación tiene derecho a activar su conciencia... a generar actos de conciencia... a interrogarse una vez más sobre las grandes cuestiones... Negar eso a una sociedad es negar su necesidad de crecer.

La revolución sentimental

Y los que fingen ser escépticos dirán que no fue suficiente... Los partidarios de no cambiar nada dirán que los que están en la calle son los únicos que defienden esta revolución sentimental... Pero, en realidad, no es así. Saben, aunque no lo confiesen, que cada ser humano del mundo que ha visto esto, ha vuelto a pensar en todo ello, ha vuelto a pensar que el mundo debe cambiar y que las políticas que han existido hasta ahora no son las vías adecuadas para resolver los problemas... No sé cómo se llamarán en el futuro, pero lo estamos inventando entre todos... Estamos, en realidad, cambiando entre todos... Aunque algunos aún no lo admitan... Lo sentimos entre todos... Y eso es una gran razón para mí... La suma de pequeños sentimientos, lo que más nos pueda unir, conforman una gran emoción que puede cambiar el mundo.

Público

El gran teatro ha sido tomado por el verdadero público.

Revolución de lo virtual al mundo real: los sueños son posibles

Si esto no es suficiente para entender que estamos ante una gran revolución, yo no me llamo Roberto... El mundo virtual se ha impuesto sobre el real, por unos momentos los sueños se han impuesto sobre la realidad... y la cruda realidad ha dado un vuelco decisivo... Otro más... Los políticos, las fuerzas del orden hablan de que ellos son los que tienen el sentido común, pero no, no, el sentido común está en la ciudadanía... que ya no es masa, como sucedía antes, ahora es una totalidad cooperativa gracias al mundo en red... Es una suma infinita de deseos... Creo que ahora la tradicional inconsciencia de la masa ya no es posible, por eso los policías nos miran atónitos intentando entender qué está sucediendo... Todos los que pensamos y sentimos esta revolución, la hemos deseado primero individualmente y creo que la sentimos como un acto de generosidad humana, de razón natural y necesaria para compartir con el mundo.