sábado, 6 de mayo de 2017

Dar tu tiempo


(Para un día cualquiera, escrito el pasado 21 de marzo).

Probablemente sea una obviedad decirlo, pero creo que una de las cosas (por no decir la que más) que tiene más valor es el tiempo de las personas, porque la vida es tiempo, porque el amor es tiempo, el trabajo es tiempo, hasta creerse inmortal siendo muy joven es tiempo, el deseo es tiempo, el error es tiempo, la depresión es tiempo, la creación es tiempo, la memoria es tiempo, la dedicación a cualquier cosa es tiempo... Por eso, creo que es sumamente importante respetar el tiempo de uno mismo y el de los demás. Cuando alguien te presta su tiempo o tú a él o a ella es algo sagrado, te está dando su vida, una parte de ella, un momento, un capítulo de su biografía. Cuando un espectador o una espectadora asiste a ver una obra tuya te está confiando su tiempo... Me parece una gran responsabilidad. Cuando un lector o una lectora te lee te está dando su tiempo... 

Y dentro de lo mismo también se encuentra la ingente cantidad de tiempo, de años que podemos emplear en llevar a cabo la creación del tipo que sea... Le damos a cada lector o lectora un capítulo importante de nuestro tiempo, de nuestra vida, de nuestros sacrificios, de nuestros sueños truncados o de todo aquello que dejamos de hacer igualmente... Hoy es el día de la poesía, pero también es el día de las vidas gastadas y de los sueños rotos, de tanto tiempo empleado irrecuperable...

Iluminación

En el mundo de hoy alcanzar la iluminación espiritual no está en vencer el miedo a la muerte, como le sucedió a Buda, sino en vencer el miedo a quedarse sin wifi.

A quienes no nos gusta...

A quienes no nos gusta que nos regalen relojes nos encanta que nos regalen espacio.

Pero...

Pero, ¿qué nos está pasando? Entre los dictadores de derechas y de izquierdas, los totalitarismos de cada día, el terrorismo, el ascenso de los fascismos y de los fundamentalismos religiosos, el exceso de testosterona y los complejos de los nuevos líderes políticos, los juegos de guerra, ingentes y dramáticos éxodos humanos huyendo de los conflictos bélicos, la necesidad de controlarnos a todos..., una ONU que parece inoperante... ¿Qué va a ser de la humanidad? No quiero ni pensar qué será de nosotros en 2020, si llegamos... Por favor, no defendamos utopías ni fórmulas mágicas que ya hemos visto demasiados "países de las maravillas"... No hay un país perfecto, no hay una sociedad perfecta, no hay un ser humano perfecto, no hay nada perfecto... Somos un puto cruce de calamidades... Es lo que hay. Y es un milagro, sinceramente, que sigamos en pie.

A estas alturas...

A estas alturas de mi vida, sinceramente, ya no me creo ningún régimen político, ninguna promesa, ninguna religión, ningún proyecto político, no creo en líderes ni en masas adoctrinadas, ni en sociedades ideales, ni en sociedades maravillosamente tecnológicas y controladoras, nada... A veces siento que me gustaría ser como un Heráclito o un Diógenes...

Tiempos

En los últimos tiempos veo a todo el mundo con miedo a quedarse atrás, es el "horror vacui" de nuestro tiempo, si no se sigue la fiebre tecnológica que, con la apariencia de una sociedad más fácil, nos llevan a algo tipo "1984"... Creo que en el punto en el que nos encontramos conviene preguntarnos si estar a la última en complementos tecnológicos te hace la vida más cómoda o te hace más esclavo.

35%

1 de cada 3 canarios en riesgo de pobreza o exclusión social en Canarias. Un 35% de la población. ¿En realidad creemos que hemos salido de la crisis? Hijos de puta.

Vivimos tiempos...

Vivimos tiempos de tanta velocidad e intensidad, que las grandes palabras parecen comenzar en estos tiempos por "post". Queremos ir tan después de todo que somos incapaces de esperar al "durante" y de los inicios ya nadie se acuerda porque jamás existieron... Tiempos de pura post-vanguardia de la posvanguardia, tiempos de pura post-anticipación. Lo que se lleva hoy es empezar por el final, inicio-nudo-desenlace, todo de una vez. No hay tiempo de más. Adiós y tu cara me suena de algo y hola y...

Momento, momento...

Creo que estamos en un momento sado de la política...

Pareciera que...

Pareciera que cada día de hoy fuera como un año de antes... Deberíamos ser más viejos.