sábado, 6 de mayo de 2017

A estas alturas...

A estas alturas de mi vida, sinceramente, ya no me creo ningún régimen político, ninguna promesa, ninguna religión, ningún proyecto político, no creo en líderes ni en masas adoctrinadas, ni en sociedades ideales, ni en sociedades maravillosamente tecnológicas y controladoras, nada... A veces siento que me gustaría ser como un Heráclito o un Diógenes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.