sábado, 6 de mayo de 2017

Conclusiones de mierda

He llegado a una conclusión: creo que facebook es una práctica budista. Esto es, creo que se podría hablar de budismo facebook, como quien habla de variantes como el budismo zen o así. Y lo digo porque nos está "educando" en el silencio de alguna manera. Veamos. Hay tantas discusiones por allí, casi todo el mundo se queja por algo, yo me incluyo, esto es como un gran buzón de sugerencias. Como si el mundo en realidad pudiera cambiarse, como si nos fuera la vida en ello. Pero si se fijan bien, se discute en silencio, en silencio. Aunque no tengamos esa percepción estamos en silencio. Y todo está a flor de tecla. Y luego, lo más "hermoso" de todo es que cuando nos vemos por la calle nadie habla. Estás en una cafetería y todo el mundo alrededor conectado sin hablar. Y los que logramos decirnos algo acabamos sintiéndonos extraños en un mundo que suponíamos nuestro también. Total que ya no es como decía algún antiguo sabio chino anónimo: "quien mucho habla siempre se equivoca". Es que ya ni hablamos y estamos desbordados. Ahora tal vez habría que preguntarse: ¿Oye, sabes hablar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.